Diseñando una cuchara de madera

cucharas de madera talladas a mano

Antes de diseñar una cuchara debemos pensar en su función. ¿Qué tipos de cucharas hay? ¿En qué se diferencian? La forma de una cuchara la determina principalmente su función. En este artículo veremos algunos los conceptos básicos para diseñar una cuchara de madera.

Si analizamos las cucharas que encontramos en casa podemos entender el porqué de su forma y sus medidas, veamos algunas:

La cuchara más común es la cuchara de comer. El tamaño de su cazoleta lo define el tamaño de nuestra boca y la forma del mango la manera de usarla al comer. El mango debe ser delgado y lo suficientemente largo para que se apoye bien en nuestra mano.

La cuchara de comer tiene una ligera curvatura de perfil que hace más fácil entrar en el plato y recoger la comida.

Lo mismo con cucharas para tomar la sopa, como entran en un plato más profundo pueden llegar a ser más curvadas.

Otra cuchara muy común en una cocina es la cuchara para cocinar, a diferencia de la de comer, la cazoleta no necesita entrar completamente en nuestra boca por lo que su tamaño puede ser más grande. Tiene un mango largo y plano para poner mover la comida mientras cocinamos y alejar nuestra mano del fuego para no quemarnos.

Similar a la de cocinar es la de servir, también tiene un mango largo pero su cazoleta es mucho más profunda para soportar más contenido. También su perfil puede tener una ligera curvatura para facilitar su uso.

También podemos encontrar cucharas medidoras. En este caso el tamaño de la cazoleta dependerá del ingrediente que queramos medir, podemos calcularlo con su geometría para buscar el volumen final.

Este tipo de cucharas no necesitan un mango largo pues podemos manipularlas usando solo el dedo índice y el pulgar.

Así podemos encontrar cucharas de más tipos: cucharillas para el café, cucharones, cucharas para postre…

Pero también podemos diseñar una cuchara que no tenga una función específica y sea completamente decorativa.

Como verán, no existen estándares definitivos ni medidas exactas. La forma de la cuchara debe corresponder a su función y es entendiendo eso que podemos determinar las medidas y proporciones de nuestro diseño. Teniendo en cuenta obviamente el material con el que trabajamos: La Madera. Será su anatomía misma la que nos permita o no algunas formas. Puedes ver más sobre este tema en el artículo: El diseño y las fibras

Es importante tener en cuenta que para este tipo de talla debemos poder sostener la pieza de madera en nuestras manos mientras manipulamos las herramientas, esto pondrá algunos límites al tamaño de la cuchara que queramos diseñar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: