Reviviendo el pasatiempo de tallar cucharas

cucharas de madera

Es gracias a un fuerte resfriado que Ethan-James Osborne empezó a tallar cucharas. Estaba en la cama, delirando de fiebre cuando se sintió sorprendido por lo que admitió era una idea bastante loca: salir a la calle, buscar algo de madera y tallar una cuchara.

“Salí al jardín con la bata puesta y estaba lloviendo. Si alguien estuviera mirando por la ventana, habría parecido prácticamente psicótico. Bajé a la pila de madera para la hoguera, saqué una rama grande de algo medio quemado, la arrastré al jardín, comencé a cortar con un cuchillo Stanley y me corté”

Fue en este punto que su pareja intervino. Se recuperó de la gripe y de sus heridas, pero lo que le quedó fue la pasión por encontrar piezas de madera y convertirlas en algo hermoso y práctico en lo que él llama, «un intercambio casi mítico entre el fabricante y la persona que usa la cuchara.”

Eso fue en 2011. Hoy en día, tiene muchos seguidores por su trabajo que se vende bajo el nombre de Hatchet + Bear. Su rango varía según la madera use, pero podemos encontrar espátulas que se venden por 15€, una cuchara larga de madera veteada por 55€ y una tabla de picar única hecha de madera de Fresno por 200€. Tan pronto como las nuevas piezas se publican en Instagram, son arrebatadas por un grupo dedicado de seguidores que él llama su «tribu». Si bien él podría trabajar en una escala más grande, no lo hace.

«No quiero ser una máquina. No quiero acercarme a sentirme como una máquina. Así que me gusta hacer lotes extremadamente pequeños de cosas. Tengo seis espátulas frente a mí y tengo seis porque eso es todo lo que el material podría permitir. Esa rama con esa curva, para hacer seis espátulas que se doblan hacia la derecha es todo lo que se puede hacer «.

Aunque una espátula no es una cuchara, Ethan dice que es una buena forma para comenzar a aprender a tallar.

Mientras que otros pueden sentirse frustrados con eso, Osborne se deleita con lo que él considera una «colaboración» entre él y el árbol. «Le di forma a esta cosa hermosa, pero era una cosa hermosa antes de intervenirla». Se inspira en la forma, los contornos y la veta de cada pieza de madera. “Puedes sugerir qué es el mango y qué es la cabeza. Para mí, el diseño tiene que ver con las señas y señales y algunos de ellos solo tienen que ser sutiles y ya eso es algo hermoso».

Mientras Osborne hace espátulas, tablas de picar de madera y otras creaciones, cuando lo escuchas, sientes que las cucharas tienen un lugar especial en su corazón. Parte de esto es su simplicidad: un palo y un cuenco. “Hay tantas cosas que representa una cuchara. Por supuesto alimentar, nutrir, dar. Es el primer utensilio que alguien usa para ti mientras te alimenta. Es una herramienta de dar y proveer «.

También tiene una larga historia en Gran Bretaña que se remonta a siglos atrás. «Antes de que vinieran los romanos y nos ‘civilizamos’, no teníamos cubiertos. Andábamos por ahí con una cuchara y un tazón. Y si se juntaban para comer, solían sacar su tazón personal y su única cuchara y se sentaban y comían juntos «.

Osborne ahora captura algo de ese sentimiento en sus cursos de fin de semana. Los estudiantes se reúnen en el bosque, duermen al aire libre, cocinan en fogatas y aprenden a hacer sus propias cucharas de madera.

“Vienen un montón de personas a los cursos que trabajan en una oficina de 9 a 6. Muchos de ellos vienen de ciudades. Muchos de ellos están bastante avergonzados casi cuando aparecen con manos muy suaves y zapatos realmente limpios y definitivamente es muy evidente», se ríe. “Cuando se van después de un fin de semana de talla de cucharas, se van con el olor a humo en su cabello. Se van con las manos sucias. Y están cansados, pero sonríen y eso es algo maravilloso «.

Los estudiantes a menudo vienen en parejas, uno muy entusiasta y uno más reacio. Pero los estudiantes reacios a menudo son los mejores, dice Osborne. «No hay expectativas, de hecho, necesitan un poco de desarrollo. Y como no hay presión para intentar crear algo increíble, ellos son los que a menudo terminan con las mejores cucharas. Están muy por delante sin siquiera saberlo».

Comienzan haciendo una espátula («esencialmente una cuchara sin un tazón») pero rápidamente pasan a hacer sus propias cucharas. Es un proceso gratificante en muchos niveles diferentes. «Es un objeto funcional y lo has logrado en un espacio de tiempo relativamente corto y tienes las habilidades para mejorar y mejorar». Para los futuros talladores que no pueden unirse al curso de fin de semana, Osborne ha escrito un libro, The Hatchet + Bear Spoon Carving Book, para guiar a los novatos a través del arte y el arte de tallar.

¿Otros beneficios de tallar tus propias cucharas? Solo necesitas unas pocas herramientas y algo de madera y estás listo para empezar. Una vez que te ha picado el gusanillo, cambia tu visión, dice Osborne, y de repente empiezas a notar que la gente está podando árboles, detiene el coche y pide un poco de madera. Él dice que las personas generalmente dicen que si, pero a menudo tienen curiosidad por saber por qué. La talla de cucharas también es portátil y puedes tallar en cualquier lugar»¿Qué guay te verías en un picnic si dices, ‘Espera un minuto’ y tallas una cuchara. No es genial?».



El anterior es una artículo de The Independent UK escrito por Julia Platt Leonard en 2017 y traducido al Español para este blog.

https://www.independent.co.uk/life-style/food-and-drink/how-reviving-the-pastime-of-carving-a-spoon-enriches-your-life-a7694901.html

1 comentario en “Reviviendo el pasatiempo de tallar cucharas”

  1. Yo empezé en el 2019 en el pueblo sobre todo que es dónde tengo los buriles, pero en la pandemia del 2020 del mes de Marzo al sacar a pasear a la perra al parque, empecé a traerme palos de los árboles y a tallar para pasar el tiempo haciendo algo que no fuera pensar en lo que pasaba y ahí sigo .
    Ya me corto menos y puedo hacer distintas espátulas, cucharas , rascadores, etc..No serán piezas de exposición, pero ni falta que hace, a mi me encanta que se vean artesanales. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: